VerdeAgua: Vegetales frescos, nutritivos y seguros

VerdeAgua es una empresa dedicada a la producción de vegetales de hoja desde una visión diferente, comenzando por la forma de la horticultura y hasta la organización. Catorce años de permanente desarrollo para seguir creciendo.

El origen de la hidroponía no está muy claro, comienza diciendo Sebastián Figuerón, director de VerdeAgua. Como técnica comercial en producción de alimentos, tiene más de cien años; se pretende tener una producción optimizada y un desarrollo de avanzada que busca como resultado final, una mejora en la horticultura en general.
Esto se aplica también para la floricultura y todo tipo de vegetales, pero donde realmente se está trabajando es en la horticultura, se apunta a obtener una mayor densidad y tiraje por metro cuadrado, mayor productividad, y un mejor resultado cualitativo del producto, incluso últimamente se busca una solución de vegetales de hoja frescos, en lugares donde son inaccesibles.
Está tan grave el tema, que antes era por la aridez y ahora es por la impenetrabilidad de la tierra; las ciudades se están volviendo tan densas, que la logística está complicando el acceso al vegetal de hoja. Quizás aquí aún no lo podemos percibir, pero sin irnos muy lejos, San Pablo, Buenos Aires, el acceso a un vegetal con calidad nutritiva, está restringido.

Misma calidad proceso diferente
El nutriente que está en el suelo está directamente relacionado al perfil o fertilidad de ese suelo, después hay un proceso para que ese alimento se desarrolle en forma accesible, y muchas veces pasa que esos nutrientes no están presentes o los suelos están agotados. Los nutrientes están en el suelo en forma orgánica, no inorgánica, entonces lo que se hace es usar fertilizantes, para enriquecer los suelos y poder lograr esta materia verde.
La hidroponía lo que hace es trabajar netamente con soluciones minerales disueltas en agua, lo que hace que queden más disponibles para la planta; todo está cuantificado y medido, se sabe cuanta solución se necesita y también esta regulada su disponibilidad con el PH. Eso hace que el vegetal tenga un perfil más parejo que el que puede tener en la horticultura convencional y no hay un desgaste del suelo, lo que en términos medioambientales es una ventaja significativa.

Catorce años de desarrollo
Hemos sido pioneros en cantidad, hay pioneros y muy respetables en la técnica, fueron quienes sacaron adelante la idea. Esta técnica está absolutamente validada y no tiene contra indicaciones; acá no hay toxicidad del producto en su ambiente de producción, por el cuidado de la incidencia de plagas, no hay efectos contaminantes que están en el ambiente a campo abierto y se obtiene seguridad alimentaria, eso pasa por la técnica en sí, pero además hay un procesado en cuarta gama que es lo que hacemos nosotros que va más allá.
Se producen una determinada cantidad de volumen, de la cual una parte se vende como unidades o como producto primario, lechugas por ejemplo, y otra parte se transforma en mezcla de hojas o ensaladas, que van como cuarta gama, listas para consumir.
Las que tienen un desarrollo importante y cada vez más, porque la tendencia a nivel global es hidroponía y cuarta gama, para la alimentación fresca.

¿La producción hoy es todo hoja?
Si, lechuga, albahaca, berro, rúcula, espinaca, ahora estamos incursionando en muchas hierbas del tipo exóticas, que es lo que se está utilizando en otras partes del mundo para tener variantes en la gastronomía y la alimentación; Key, Mostaza mizuna (son dos nuevos tipos de lechuga), hojas de acelga y rúcula baby, alimentos que nutritivamente son muy poderosos y los sabores son muy concentrados; ademas estamos incursionando en algunas otras cosas interesantes.

Hoy una de las vedettes es la Salanova…
Si, es una variedad de lechuga que desarrolló la empresa holandesa Rijk Zwaan, con la que estamos asociados en esa línea de negocios con ellos, ellos nos proveen la semilla y nosotros hacemos el trabajo final de producción; es una lechuga especial, que tiene un concepto de lo que se llama baby live, es para un consumo más amigable, no genera tanto volumen de hojas, si no que genera muchas y pequeñas hojas, de esta forma se hace más sencillo el consumo de la ensalada, para poder generar un atractivo visual y no sólo nutritivo, es muy interesante por la gama de variedades que tiene.

Producción sólo para el mercado interno
El 95 por ciento de lo que producimos va a Tienda Inglesa. El otro cinco por ciento está en lugares importantes, dispuestos para la promoción y difusión.
En la forma de producción se cuida de muchas cosas, entre ellas el agua.
En esos términos medioambientales, el año pasado ganamos un premio, el Best for the world 2017, y este año ganamos el 2018, con una mención especial por las mejoras que estamos haciendo en nuestro propio proceso.

Este año incorporamos al invernadero nuevo la recolección del agua de lluvia, estamos llevando la superficie cultivable al doble, y ahí todo tiene este sistema.
Estos catorce años han sido un proceso atractivo para cualquier emprendedor, por el desafío que presentó y de mucha colaboración, sobre todo con Tienda Inglesa.
El jefe de compras hizo una apuesta con nosotros cuando teníamos muy poca superficie, porque sabía que había una idea importante para desarrollar, en lo humano, por el producto final al consumo y en lo económico. En esos términos de desarrollo nos presionó en el buen sentido, para darle al supermercado el mejor producto.
Eso nos llevó a tener una inquietud mayor y crecimos todos.
Hoy el producto tiene un lugar de preferencia en la góndola y a satisfacción de los clientes.
Además con la seguridad de que hacemos algo que está bien, es seguro y sano para el consumo humano.

ENCUENTRA ESTA ENTREVISTA EN LA EDICIÓN 38 DE NUESTRA REVISTA